Max VII

Ubicado en el sector central del valle, los suelos de este viñedo son de origen aluvial y coluvial. Presentan textura arcillosa y alto contenido de piedras, lo que proporciona buen drenaje y profundidad a las raíces. Aparte de cepas clásicas, aquí también se cultivan grenache, tempranillo y marssane, las que están dando origen a sabrosos vinos de estilo mediterráneo.